Search
Close this search box.

¿Cómo funciona el cohousing? Tipos y preguntas frecuentes

Aunque en España no es aún muy conocido, se prevé que el cohousing se asiente en nuestro país en los próximos años

 

El cohousing es un modo de vida colaborativo en el que un grupo de personas se constituye como cooperativa y comienza un proyecto de vida en común adquiriendo de manera colectiva una vivienda.

El requisito es que esta vivienda conste de todos los espacios y servicios comunes que resulten necesarios para la comunidad que la va a habitar: cocina, comedor, lavandería, guardería… Y, a diferencia del coliving, en el cohousing son los propios residentes, la propia comunidad quien se encarga de planear y gestionar el proyecto.

 

¿Cómo funciona el cohousing?

 

Las viviendas colaborativas o cohousing se están consagrando como una alternativa al alquiler o compra de viviendas a título individual.

En esta nueva modalidad de vivienda, un grupo de personas afines que comparte una serie de valores y tienen una forma de vivir muy similar decide adquirir una casa comunitaria que cubra sus necesidades. Se trata de viviendas individuales con servicios comunes (servicios de lavandería, comedor, etc.). Las personas que componen la cooperativa son las encargadas de promover, diseñar y gobernar de manera conjunta el modelo de convivencia y los espacios integrados.

Para ello, se paga una cuota y se obtiene derecho de uso de la vivienda y zonas comunes, pero el inmueble es propiedad de la cooperativa. El precio del cohousing está establecido en los estatutos de la cooperativa.

 

¿Qué tipos de cohousing existen?

 

Existen varias formas de plantear la propiedad, como analizamos a continuación:

  • cesión de uso
  • régimen de uso
  • familia de mayores
  • comunidad de bienes

 

Cesión de uso

 

La cesión de uso es la modalidad más habitual. Los integrantes pagan una cuota y tienen derecho sobre todo el territorio y la vivienda, aunque esta nunca llega a ser de su propiedad. Por lo general, se puede transmitir por herencia y se puede vender a través de la cooperativa, facilitando el cambio de un cohousing a otro en función de las necesidades.

Dentro de esta, existe la aparcería urbana, donde los territorios que se adquieren son lugares en desuso o con algún deterioro en la estructura. Se plantea como solución para ocupar viviendas deshabitadas.

 

Régimen de uso

 

El cohousing en régimen de uso es, de todos, el más individualizado. En él, cada usuario decide qué servicios va a utilizar y, en función de los que elija, paga una cuota determinada. Se suele denominar también cloudhousing.

En estos casos, las instalaciones son gestionadas por terceros, y la idea de comunidad que caracteriza al concepto de “vivienda colaborativa” está más difuminada.

 

Familia de mayores

 

La familia de mayores se asemeja a una unidad familiar común. En este caso, un grupo de personas mayores adquiere una vivienda unifamiliar de grandes dimensiones sin necesidad de unirse en cooperativa. Es un sistema más cómodo y sencillo porque no se necesitan tantos miembros para organizarlo. Eso sí, todos colaboran y toman decisiones.

 

Comunidad de bienes

 

Esta modalidad es similar a la anterior pero tiene otras implicaciones societarias. En la comunidad de bienes, un grupo de personas adquiere un terreno o infraestructura con la finalidad de vivir allí, pero no se necesitan tantos miembros como para una cooperativa.

 

Preguntas frecuentes sobre el cohousing

 

El cohousing es un modelo con varias décadas de experiencia, pero que en España no tiene aún mucho peso, por lo que es normal que surjan dudas al respecto. A continuación, recogeremos las más frecuentes.

 

¿Qué pasa si una persona que vive en cohousing fallece?

 

Esta tal vez sea la pregunta más repetida. En el cohousing, un grupo de personas constituye una cooperativa y, a través de esa modalidad, adquiere una vivienda. Por lo tanto, la propiedad pertenece a la cooperativa y también los derechos colectivos de uso y disfrute del inmueble. Las personas de la cooperativa adquieren el derecho de uso y disfrute de las instalaciones mientras mantengan su condición de socias.

Si uno de los socios fallece, lo primero que hay que hacer es revisar la legislación de cooperativas tanto a nivel nacional como autonómico, ya que recogen este proceso, y también los estatutos de la cooperativa.

Por lo general, los herederos son perceptores del derecho de la persona fallecida (bajo las condiciones determinadas por la cooperativa). En caso de no cumplir con los requisitos, podrá solicitar el reembolso de las aportaciones realizadas por la persona socia.

 

¿Se puede vender?

 

La participación en la cooperativa se puede abandonar. Pero sobre vender la participación, es decisión de la cooperativa y debe estar reflejada en los estatutos.

 

¿Tiene el cohousing una regulación específica?

 

La vivienda colaborativa no tiene una regulación específica dentro de la Ley de Arrendamientos Urbanos.

Sin embargo, el nuevo Plan Estatal de Vivienda 2022-2025 prevé un crecimiento de este tipo de modalidades en los próximos años, por lo que propone un programa de ayudas para fomentar el alojamiento temporal, los modelos de cohousing y las viviendas integrales, etc.

Enlace a la fuente original.

Comparte el post

NOTICIAS RELACIONADAS